Arquitecturas mediterráneas #38

Conos construidos

Conocer el origen de esta construcción nos puede ofrecer una serie de datos relevantes para entender su forma, materialidad o configuración. En los siglos XVI y XVII, en Alberobello, el señor feudal imponía un tributo por vivienda levantada. Para facilitar el derrumbe si no pagaban en fisco, impuso la obligación de emplear solo piedra y cal, sin mortero, para su construcción.

Vista general de los trulli. Fuente: italia.it
Vista general de los trulli. Fuente: italia.it
Los trulli en el Mediterraneo
Los trulli en el Mediterráneo

Así surgieron los trulli, un sistema de agregación de elementos de base circular de gruesos muros y aperturas pequeñas, acabados en cono para poder sostener el tejado abovedado, del mismo material.

Formación de colmenas. Fuente: plataformaarquitectura.cl
Formación de colmenas. Fuente: plataformaarquitectura.cl

Este componente básico es la piedra caliza que abunda en el lugar, de colores ocres y oscuros, que da la imagen final de la cubierta, mientras que en la parte inferior, que corresponde al cilindro, se revoca con cal.

Vivienda tipo y materialidad. Fuente: italia.it
Vivienda tipo y materialidad. Fuente: italia.it

La forma cilíndrica de los trulli, además de permitir el re-enfriamiento nocturno en verano de sus paramentos exteriores por su diseño curvo, manifiesta cierta indiferencia a la orientación y posición entorno su comportamiento energético y, por tanto, en el confort interior.

Cilindros construidos. Fuente: blog.arquitecturadecasas.info
Cilindros construidos. Fuente: blog.arquitecturadecasas.info

Dicha obligación de no emplear mortero en los cerramientos le confiere una serie de características ciertamente interesantes. La primera es el grosor, ya que para dar estabilidad al conjunto se deben de construir muros entorno a un metro de grosor total, formados por dos o más hojas de piedra, lo que permite una envolvente con gran inercia térmica, que reduce la velocidad el flujo de frío-calor.

Sección tipo. Fuente: egotrek.com / flickr.com
Sección tipo. Fuente: egotrek.com / flickr.com

Además, la técnica constructiva de mampostería con piedra caliza genera un sinfín de pequeños espacios entre las piedras que actúan como cámaras de aire, que hacen del cerramiento un más que correcto aislante térmico.

Muro de mampostería de piedra. Fuente: google.es/maps/place
Muro de mampostería de piedra. Fuente: google.es/maps/place

El efecto combinado de estos dos fenómenos permite afirmar que, en un clima donde se puede llegar a temperaturas entorno de los 30-40ºC en verano, en el interior del trulli sean del orden de unos 20ºC.

Los trulli. Fuente: italia.it
Los trulli. Fuente: italia.it

La forma cónica de la cubierta, que en su parte superior tiene una apertura de cumbre, que a veces corresponde a la chimenea y otras a un simple agujero de ventilación, garantiza en flujo de aire des de las aperturas inferiores hasta la superior, de modo que el aire interior se renueva.

Aperturas superiores. Fuente: italia.it
Aperturas superiores. Fuente: italia.it

Para terminar, el trullo tiene un sistema de canales perimetrales que recogen el agua pluvial y la almacenan en una cisterna que se encuentra debajo de la vivienda. Este aljibe colabora, en las épocas de más calor, en la refrigeración del ambiente interior.

Relación con las energías del entorno. Fuente: plataformaarquitectura.cl
Relación con las energías del entorno. Fuente: plataformaarquitectura.cl
Vista panorámica. Fuente: maisserarticulosdotcom.wordpress.com
Vista panorámica. Fuente: maisserarticulosdotcom.wordpress.com

Así, se hace irrebatible afirmar que las peculiaridades constructivas de este modelo-tipo permiten rebajar el efecto de los veranos secos y calurosos de la región donde se encuentra erigido.

 

Marc Ferrando Torrubiano
Arquitecto, Máster en Arquitectura,
Energía y Medio Ambiente y Redactor DTF
marcDTFmagazine@gmail.com
revista de arquitectura y pfc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *